Calefactor eléctrico

10 Artículo(s)

por página

10 Artículo(s)

por página

Calefactores eléctricos: ¿Cuál elegír?

La calefacción eléctrica es otra opción a tener en cuenta para el hogar, especialmente para quienes quieren evitar los riesgos por emanación de gases y que no tienen acceso a una red de gas. Sin embargo, es necesario encontrar el aparato eléctrico correcto para tu hogar, y en este punto existe un amplio abanico a tu disposición que van desde un aire acondicionado frío calor hasta estatuas halógenas, radiadores, caloventores y paneles térmicos, cada uno de estos cuenta con sus ventajas y desventajas a la hora de elegir uno, y una de estas es el consumo eléctrico siendo los aires acondicionados los de mayor consumo ya que no están hechos para calentar como principal función.

Calefactor infrarrojo

Las estufas o calefactores infrarrojos utilizan radiación infrarroja o electromagnética para generar calor, de esta forma calienten el ambiente sin calentar el aire. Ofrecen un consumo energético menor que otros tipos de estufas eléctricas, aunque su principal desventaja es que no emiten calor a distancia por lo que es necesario tenerlos cerca de uno para que tenga sentido tenerlo encendido.

Estufa halógena

Las estufas halógenas eléctricas cuentan con barras halógenas en su interior que actúan como ampollas con gas que aumentan de temperatura calentando la habitación. Este tipo de calefacción no consume el oxigeno del ambiente y su consumo energético es menor que otras de su tipo.

Vitroconvector

El vitroconvector es un equipo de calefacción por convección, estos están hechos para aprovechar al máximo la energía utilizada al igual que el calor emitido, manteniendo la temperatura de la habitación de forma constante. Su principal característica es el vidrio térmico ubicado en el frente del aparato el cual se encarga de emanar el calor por toda la habitación de forma pareja y que además le da una apariencia y diseño muy llamativo.

Los vitroconvectores no consumen el oxígeno de la habitación y ofrecen un gran rendimiento en cuanto a consumo eléctrico y calor emitido, siendo seguros, económicos, y silenciosos.