Cunas plegables

4 Artículo(s)

por página

4 Artículo(s)

por página

Cuna plegable ¿Por qué elegir una?

La cuna plegable es recomendada porque no ocupa demasiado espacio al transportarla y puede armarse con suma facilidad.

Elegir la más adecuada a nuestras necesidades implica tener en cuanta algunos aspectos:

Lo ideal es optar por una cuna plegable de dos alturas. En este aspecto, algunas cunas permiten levantar el colchón y esta simple acción nos posibilita tener al bebé más cerca.

Las cunas plegables son más cómodas, especialmente cuando se utilizan con asiduidad. La mayoría posee un sistema de pliegue sencillo y no requiere herramientas para montarlas o desmontarlas.

La cuna debe poseer dos ruedas en cada una de las patas de uno de los extremos para simplificar su movimiento y traslado una vez que está armada.

Para mayor estabilidad y firmeza, es aconsejable que la cuna de viaje incorpore seis patas en vez de cuatro; con dos de las patas ubicadas en el centro de los laterales transversales.

Es beneficioso que las paredes sean de rejilla para asegurar una apropiada ventilación.

Las medidas deben ser de sesenta por ciento veinte centímetros para que sirva la ropa de cuna estándar.

Algunos modelos poseen una puertecilla lateral o en uno de sus extremos, que se abre con cierre o con velcro; facilitando a los niños más grandes ingresar o salir de la cuna con autonomía.

Otro detalle que puede ser interesante es que algunas cunas plegables traen accesorios móviles, música o luz de compañía, capotas o mosquiteras.