Andadores para bebés

10 Artículo(s)

por página

10 Artículo(s)

por página

Precios de Andadores para bebés ¿Cuál es mejor?

Cuando los bebés llegan a la etapa en la que comienzan a intentar caminar, es el tiempo de elegir un andador.

El andador tiene la función de sostener a los pequeños mientras no tienen la suficiente fuerza en la columna y piernas para pararse y caminar. Por eso es un aparato útil que brinda seguridad y confianza a los niños cuando dan sus primeros pasos.

Esta funcionalidad implica que, se consideren requisitos de seguridad y cuidado, simples pero muy importantes:

Una base amplia para que obstaculice el paso del bebé a algún sitio peligroso y para reducir los golpes contra los diferentes muebles u obstáculos que el bebé encuentra en el camino. De igual modo el ancho debe posibilitar circular por pasillos y puertas sin rozar las paredes o marcos.

Un reductor de velocidad o antideslizantes que previenen que se desplace demasiado rápido.

También es recomendable que la estructura se pueda ajustar de acuerdo a la altura del niño, para que los pies del bebé lleguen apropiadamente al piso y no marche en puntillas. Otro aspecto necesario es que se pueda regular el dispositivo de la entrepierna. Además, el asiento debe ser confortable, mullido.

Un detalle muy importante a tener en cuenta es que el andador contenga juguetes, elementos musicales, texturas y formas para que los niños puedan explorar y jugar con ellas.

Hay dos tipos de andadores para bebés. Los tradicionales que están formados por una silla con una base amplia sobre ruedas y los más novedosos, que consisten en un soporte vertical para que el niño se aferre y sostenga al caminar.