Triciclos para bebé

9 Artículo(s)

por página

9 Artículo(s)

por página

Triciclos paseadores para bebés y niños

Puede decirse que el triciclo es el primer medio de transporte que un niño va a manejar. Al buscar el más adecuado hay que tener en claro que entre los diferentes modelos encontramos el apropiado para cada niño.

Triciclo básico. Es el tradicional, el más parecido al de toda la vida. no poseen llevar accesorios. Algunos modelos tienen una pequeña cesta detrás. Se encuentran en plástico, metal o madera.

Triciclo evolutivo.Son modelos que tienen diferentes piezas para anexar o quitar de acuerdo a la edad de los niños. Así, puede utilizarse desde los nueve meses como sistema de paseo. Puede usarse desde los seis meses y hasta los tres años.

  • Entre las piezas para agregar, se encuentran:
  • Frenos en las ruedas
  • Parasol graduable
  • Bolso para llevar elementos o juguetes
  • Cesta en la parte de atrás
  • Asiento acolchado y reclinable
  • Arnés y barra de seguridad
  • Reposapiés
  • Barra de empuje graduable en altura

Si se piensa elegir un triciclo evolutivo hay que mirar que la distancia entre el sillín, los pedales y el manillar sea regulable.

Detalles y cuidados a considerar al elegir un triciclo:

Estabilidad. El triciclo con tres ruedas es ideal en cuestiones de seguridad porque minimiza el riesgo de caídas cuando los niños aprenden a desplazarse con velocidad. Lo primero que debemos constatar es si el modelo de triciclo es estable.

Seguridad. El segundo detalle a tener en cuenta está relacionado con la seguridad. Por eso, antes de elegirlo, hay que considerar si el triciclo es apropiado a la edad del niño a quien estará destinado.

Adaptabilidad. No es un dato mínimo, antes de comprar hay que comprobar que el triciclo se adapte al hogar en cuanto al espacio, pensando si hay escaleras, puertas estrechas y poco espacio.

Algunos modelos de triciclos no poseen pedales y se pueden usar desde los quince meses, aproximadamente. Éstos llevan una barra detrás y un manillar articulado, a través del cual el adulto los empuja y guía, controlando la dirección del triciclo. Deben tener amarres y sujeciones entre las piernas y por la cintura para que el niño no se caiga.

Es importante que el triciclo sea sencillo y que no tenga luces o accesorios que distraigan al niño de la conducción al llamarle la atención.