Cochecito de bebé

6 Artículo(s)

por página

6 Artículo(s)

por página

Cochecito de bebé

Al elegir el cochecito del bebé hay que tener en claro que el niño lo usará intensivamente hasta los tres años aproximadamente. Por eso, es fundamental buscar un modelo que sea práctico y cómodo; que se adecue al estilo de vida familiar pero siempre considerando que debe cumplir con todas las condiciones de seguridad.

En este sentido es fundamental tener en cuenta que si el bebé aún no puede sostener su cabeza debe viajar en un cochecito con un asiento que se recline en posición plana o casi plana.

Entre los modelos de cochecitos encontramos:

Coche cuna. Especiales para los bebés recién nacidos. Pueden convertirse en una cuna al reclinarlo a ciento ochenta grados. Según los modelos poseen manillar rebatible, posibilitando que el bebé vaya observando hacia delante o hacia la persona que lleva el cochecito.

Estos coches suelen ser de tamaño grande y con un peso de seis a diez kilos; por eso antes de elegirlos; hay que pensar en el uso que se les dará.

Cochecitos ultralivianos: se caracterizan por no superar los seis kilos, por la comodidad para abrirlos y cerrarlos y porque permiten un plegado compacto. En esta categoría se incluyen los cochecitos para bebés conocidos como paragüitas.

Algunos modelos tienen varias posiciones de reclinado y bandeja o barral delantero; ideales para recién nacidos. Otros, más simples, sólo permiten una posición o no se reclinan mucho, no poseen barral delantero y suelen ser para bebés de más de seis meses, que ya pueden permanecer sentados.

Travel system. Este modelo incluye una butaca para auto que se adapta perfectamente al cochecito y sirve para los primeros meses del bebé, pues se puede usar acoplada al cochecito o al asiento del auto. Facilita el llevar al niño sin sacarlo de la butaca.

Cochecitos 3 en 1: Es un modelo versátil que puede ser moisés -ideal para el recién nacido- o sillita, con distintas posturas de reclinado; según el modelo. También contiene el huevito o butaca para el auto.

Cochecitos para correr o de tres ruedas. Son ideales para realizar caminatas, andar en patines o realizar excursiones; ya que tienen dos ruedas traseras y una delantera. Estas tres ruedas grandes le permiten adaptarse a superficies irregulares, consiguiendo que el bebé esté cómodo. En algunos modelos, los frenos pueden maniobrarse desde el mango.

Cochecitos para llevar más de un niño: Hay modelos que sirven para llevar a dos niños al mismo tiempo. En algunos, los niños van uno detrás del otro y en otros, llamados “coches mellizos” van sentados uno al lado del otro.

Los modelos tándem (uno atrás del otro) son más fáciles de plegar por su tamaño, tienen un ancho normal para pasar por las puertas y son más versátiles, porque se adecuan a dos niños de distintas edades.